Periodistas frustradas


Deja un comentario

Jo vull decidir

Siempre he sentido un gran aprecio por los catalanes. Puede ser que el año vivido allí y los amigos que hice contribuyesen a ello también. Y hoy 23 de abril echo de menos no ser una catalana más y vivir de primera mano una de sus fiestas más bonitas.

Hoy miles de catalanes visten sus ciudades y pueblos de largo para celebrar el día de su patrón, Sant Jordi. Las 470102976_7365c90327_bramblas se llenan de puestos donde comprar libros y rosas, y en los balcones lucen espléndidamente las banderas, haciendo de las calles un espacio festivo sin igual. Si tenéis la suerte de disfrutar un día de Sant Jordi en Cataluña, no lo dudéis, es una oportunidad única de inmersión en una cultura trepidante y de la que su pueblo se siente muy orgulloso; desde la literatura, hasta su lengua.

Sin embargo, este año políticos de unos ideales y de otros intentarán hacer de esta festividad un día de propaganda electoral y, más concretamente, un día en el que el derecho a decidir del pueblo catalán estará en boca de todos. Volverán a enfrentar a unos con otros, sólo por demostrar que pueden hablar más alto que el contrario. Sigue leyendo


Deja un comentario

Construir “verdades” en cinco minutos

Como cada mañana, el martes abrí internet para leer noticias en los medios de comunicación digitales. Todos ellos se hacían eco del 10° aniversario del 11-M, atentado que acabó con la vida de 192 personas en unos trenes de cercanías en la ciudad de Madrid, hablando de los homenajes dado a todas las victimas de ese día. Aunque olvidaron mencionar a una de ellas, Ángel Berrueta, asesinado el 13 de marzo de 2004. Sigue leyendo


Deja un comentario

Carta abierta al Gobierno

Ha llovido, y mucho, desde que en febrero de 2008 el por aquel entonces presidente del Gobierno, el señor Zapatero, citara a la crisis como «desaceleración económica». Desde entonces miles de personas han abandonado el país en busca de un futuro mejor, o en el caso de miles de jóvenes, en busca de una oportunidad.

Si bien es cierto que antes de que comenzara la crisis muchos de ellos decidían emigrar un tiempo para aprender otro idioma como podría ser el inglés o el alemán, no es para nada el caso que estamos viviendo hoy en día. Mucha gente ha emigrado incluso sin saber el idioma del país de destino, lo cual hace pensar que obviamente no están marchándose por gusto, su propio gobierno los está echando. Sigue leyendo