Periodistas frustradas

Es el momento del cambio

Deja un comentario

El lunes el hasta ahora rey de España, Juan Carlos I, anunciaba la abdicación en su hijo Felipe. Esta noticia pilló desprevenido a medio país pese a que en el último año se hubiese rumoreado en no pocas ocasiones y se lo hayan pedido otras tantas personas en la calle a causa de los numerosos escándalos “Reales”. Todo comenzó en 2012 cuando el monarca fue pillado infranganti en Botswana cazando elefantes mientras su pueblo sufría una de las crisis más agudas en los últimos años. Ahí se rompió la imagen ideal del rey “cercano y campechano”. El pueblo estaba enfadado: se sentía estafado por la exigencia de austeridad absoluta frente al lujo y derroche del monarca. “Lo siento mucho no volverá a ocurrir” palabras de disculpa a su pueblo de parte de su rey, lo nunca visto antes, posiblemente también marcaron el principio del fin del monarca.

Poco después estalló el escándalo por el caso Nóos en el que el yerno del rey, Iñaki Urdangarín, es uno de los principales imputados y que afecta también a la Infanta Cristina. Dos grandes escándalos y otros tantos pequeños detalles van minando la confianza de los ciudadanos en la Casa Real conseguida gracias al buenhacer del monarca durante la Transición hasta que se resquebraja por completo.

Monarquía y clase política, especialmente los dos partidos mayoritarios, pasan a despertar la misma desconfianza a los ciudadanos. Ambas estan concebidas, teóricamente, para servir a los intereses del país y de los ciudadanos. Y ambas en los últimos años, han utilizado sus puestos y cargos públicos para beneficios personales, no podrían estar más alejadas de los intereses del pueblo que se ha manifestado en los últimos años semana tras semana en contra de las medidas de recortes, ajustes y leyes de seguridad ciudadana.

Quizás si todo esto hubiese ocurrido en otro contexto económico los escándalos se habrían diluído en el olvido tras el impacto inicial. Pero estamos viviendo una crisis económica durísima que comenzó en 2008 y no termina pese a los continuos anuncios de fin de recesión y comienzo de “brotes verdes”. Los ciudadanos viven los recortes en sanidad, educación y no ven reflejado este esfuerzo en aquellos que les representan.

El resultado ante tanta decepción se plasmo en las pasadas elecciones europeas. Los dos grandes partidos PP y PSOE juntos sólo tienen 30 escaños de un total de 54 y la gran sorpresa es el partido “Podemos” formado cuatro meses antes de la elecciones, consigue 5 eurodiputados y el cuarto más votado. Su programa es, según explica en su propia web, “es el resultado de un proceso de elaboración colectiva” y destacan que tiene un método “abierto y ciudadano”. La ciudadanía quería un cambio y lo ha buscado a través de un partido que les escuche y represente.

Puede que quede ahí como una mera advertencia o que de verdad la ciudadanía haya tomado consciencia de que expresarse la opinión a través de las urnas electorales sí consigue cambios y ha sido uno muy importante: el fin del bipartidismo.

¿Ha influído el resultado de las elecciones al Parlamento en la abdicación del rey?

La versión oficial dice que no. D. Juan Carlos había tomado ya esta decisión en enero de 2014 y que ha esperado hasta ahora para anunciarlo para dejar los asuntos de Estado en orden para su sucesión.

Esta abdicación se produce con la imagen de la familia real muy dañada, a escasas semanas del cierre de sumario del Caso Nóos… La llegada de Felipe supondría un lavado de imagen a la institución monárquica: una familia joven, moderna, al margen de los escándalos de su hermana. Pero, ¿será suficiente? El mismo día que el monarca anunció que se retiraba se convocaron manifestaciones a favor de la III República en toda España. En Madrid más de 20.000 personas se reunieron en Sol, en Barcelona 3.000. Representantes tanto de Equo, CIU y Podemos expresaban su acuerdo para realizar un referéndum para la instauración o no de la República.

La sucesión de Juan Carlos I a Felipe VI se hará rápidamente: a través de una ley orgánica que previsiblemente contará con el apoyo del 90% de las Cortes.

Para la realización del referéndum, de hacerse, deberá pasar por presentar la reforma constitucional y votarla en las Cortes que, con la actual composición de la Cámara, sería rechazada por el PP gracias a su mayoría.

El año que viene tendrán lugar las elecciones generales, tomando como referencia los resultados obtenidos en el Parlamento Europeo, en el Congreso puede romperse la estabilidad PP-PSOE y repartirse entre otros partidos, como ya hemos visto. ¿Qué habría ocurrido si hubiese abdicado tras las elecciones de 2015? ¿Se habría hecho un referéndum? Lo que es seguro es que ahora mismo es un entorno más controlado por el bipartidismo para una abdicación que los resultados que se puedan obtener el año que viene en las urnas.

Las elecciones europeas han sido una gran llamada de atención para los que gobiernan en España. Ha llegado el tiempo del cambio. El ciudadano sabe lo que no quiere. Sí continúa la monarquía habrán de ser muy conscientes de a quién se deben. Puede que la III República sea un cambio demasiado rápido todavía pero la gente ha despertado esos cambios nunca son tan rápidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s